Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación
Segunda Dispensación
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación
Maestros Ascendidos
El Reino Angélico
El Reino Elemental
Los Siete Rayos
Las Llamas (Fuego Sagrado)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta
La Ascensión
Crisis Actual
Actividad Grupal
La Respiración Rítmica
Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación
Contacto
Miembros
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

LA LEY CÓSMICA

A&O

Todo aquel que busca encarnar en un planeta, y lograr la maestría sobre la energía es un nivel vibratorio más bajo, está sujeto a ciertas Leyes Cósmicas. Esta Leyes se aplican a todos cuando están encarnados o cuando están en el estado de existencia llamado “entre encarnaciones” (cuando no está encarnado). Se aplican de igual manera a los Maestros Ascendidos, sin importar si el Maestro Ascendido en cuestión encarnó en la Tierra o si se trata de un Espíritu Guardián oriundo del planeta.

Habiendo dicho esto, para alcanzar la Ascensión, lo cual es la meta de toda encarnación, es menester que nos familiaricemos con estas Leyes Divinas, y que por encima de todo, las apliquemos a nuestros diarios quehaceres. La Leyes Cósmicas que vamos a considerar en esta lección son la Ley de Armonía, la Ley del Karma, la Ley de Reencarnación, la Ley del Perdón y la Ley de Conservación de la Energía. Otros aspectos de la Ley Cósmica, tales como el conocimiento y la maestría de los Siete Rayos, y todo lo necesario para lograr la Ascensión, serán considerados en otras lecciones.

LA LEY DE ARMONÍA

La Ley de Armonía es una de la Leyes fundamentales de la Vida sobre la cual descansan todas las demás. Dios, el Dador de toda la Energía de la Vida, requiere que todo electrón de dicha Energía de Vida que se ha prestado al hombre, sea calificado de manera armoniosa. En épocas anteriores cuando toda esa Energía de Vida era calificada 100% armoniosamente, el individuo se hacía elegible para la Ascensión. Actualmente, el género humano necesita calificar armoniosamente el 51%  de toda la energía prestada que se le ha prestado durante sus múltiples encarnaciones y mientras “habita del otro lado”, cuando no está encarnado.

Muchos individuos piensan que para que la energía sea armoniosa, debe invertir por completo en devoción, oración, servicio ceremonial e invocaciones solemnes directamente relacionadas con la aspiración espiritual. La verdad es que TODA energía constructiva y armoniosa es una expresión natural de la Vida de Dios, trátese del servicio amoroso de un amigo a otro, o de la oración constructiva de una banca, una silla o prenda de vestir.

Una mujer podrá estar arrodillada lavando el piso a mano, inmersa en espuma de jabón y agua, y aún así su energía puede ser muy armoniosa y pacífica en dicha actividad; y todo electrón liberado en dicha acción será llevado a su Cuerpo Causal. Un sacerdote podrá pararse ante el altar en un estado de rebelión, resentimiento y odio ¡y no habrá electrón alguno  que añada siquiera un gramo de energía en pos de su liberación!

San Francisco de Asís, (una encarnación del Maestro Kuthumi) y muchos otros Santos dedicaron sus vidas al servicio humilde, hollando los caminos, sirviendo a los pobres, alimentando a los hambrientos y ministrando a los enfermos. San Francisco era una Presencia Consoladora, bendiciendo la vida por doquier.

Aunque la Armonía es la Cualidad Divina del Tercer Rayo (esto se considerará con más detalle en la lección de los Siete Rayos) es el principio subyacente a través del cual toda faceta de los Siete Rayos busca su expresión en el ámbito humano. Por ejemplo, un individuo que busca expresar la Voluntad Divina (Primer Rayo) debe hacerlo empleando la Ley de Armonía. Un individuo que busca y enseña la Sabiduría y la comprensión  de la Ley Cósmica debe hacer lo mismo. De allí que mantenerse en la Ley de Armonía, mantener un aura sin perturbación y sostener LA PAZ, manifestar el auto-control y no enojarse; sea, un pre-requisito en el sendero de la Ascensión.

La Ascensión no se realiza en un momento, sino en el curso de muchas vidas, llevando los pensamientos, sentimientos, memorias, gestos, palabras habladas y toda actividad de la personalidad externa, a un ESTADO DE ARMONÍA SOSTENIDA. Luego, en cualquier momento que los Grandes maestros desean usarlos como “conductores”   de su Luz. y verter a través de ustedes alguna bendición a la vida a su alrededor, Su Luz no encontrará oposición o resistencia de impureza alguna en su mundo. Después de todo, dicha “impureza” es solo una ausencia de energía calificada armoniosamente en sus cuatro cuerpos inferiores. Cuando la completa purificación de estos cuatro cuerpos inferiores finalmente haya tenido lugar, y la armonía sostenida sea su manera natural de vida, entonces las glorias de su Cuerpo Causal  fluirán libremente a través de su  cordón de plata hacia dentro de su conciencia externa y uso; luego la Inmortal Llama Triple se expandirá en ustedes, llenando su aura con perfume y resplandor entonces se convertirán individualmente en esos Canales de  Amor y Luz, Prosperidad, Sanación, Paz, Confort, Verdad y Fe, y de toda Virtud Divina que este mundo tanto desea y requiere en su estado actual.

El “Reino del Cielo” al que Jesús se refirió cuando dijo que el Reino estaba dentro de ustedes, bien puede denominarse el “Reino de la Armonía”, puesto que expresa la Cualidad de Paz Sostenida, imperturbable e inexorable. Esto le permite a la Inmortal Llama Triple del Amor, Sabiduría y Poder ser la Autoridad Divina para actuar por, y a través de ti. Precisamente de esta manera qué que el Amado Jesús fue capaz de tranquilizar instantáneamente las olas del mar. Al practicar diariamente esta rendición de la personalidad externa a la llama Interna, encontrarán que el Reino que está dentro de ustedes será entonces exteriorizado a través de ustedes y a su alrededor.

Sin la armonía sostenida en sus pensamientos y sentimientos, a la energía Pura de Vida de Dios le resulta imposible traerles sus bendiciones. La Armonía, al igual que la Misericordia, el Amor y la Compasión no es una cualidad negativa sino una fuerza poderosa y positiva que pertenece a lo Fuerte, y que se cultiva a través de centuria tras centuria de auto-disciplina.

Cuando estamos en una crisis y nuestros momentums de Paz sostenida son insuficientes para sostener el equilibrio, debemos invocar a un Ser Ascendido (tal como el Amado Jesús, la Madre María o Kuthumi) para atraer la Armonía del Ámbito de los Maestros a nuestra aura. El sostener la atención lo suficiente sobre la foto de un Maestro en particular, y el pedir el completo momentum acumulado de Amor, Paz y Armonía del maestro (que es la “naturaleza” del maestro), no ayudará a traer estas cualidades divinas a nuestra experiencia.

ORACIÓN POR LA ARMONÍA
POR LA AMADA MADRE MARÍA

“¡Vengo a darte mi sentimiento del Reino de la Armonía ¿La aceptas?”
Oh Amado Santo Ser Crístico de todos y cada uno, te ordeno en el nombre de mi Amado Hijo, el Ascendido Jesús el Cristo, comandar los cuerpos emocionales, los cuerpos mentales, los cuerpos etéricos y físicos este día, con la acción vibratoria de la Armonía ininterrumpida de los Maestros Ascendidos ¡Alivia y libera la presión de toda tensión externa! Dale la convicción de Nuestra presencia y realidad. Ayúdalos a caer en la cuenta de que en el momento en que Nuestros nombres son mencionados y su atención se centra sobre uno de Nosotros, ¡en ese mismo momento respondemos!

¡Oh Amado Infinito Dios “YO SOY”, quién Me ha dado la Vida, te doy gracias por el privilegio de actuar en este mundo de las apariencias físicas! Les hablo a los corazones y mentes de los fieles, usándolos como centros radiantes  por medio de los cuales  Mis regalos fluirán a toda la humanidad!.

LA LEY DEL KARMA

EL ORIGEN DEL KARMA

En el inicio de la creación, justo antes de encarnar, a todo individuo la Diosa de la Libertad le dio las siguientes palabras: “Ustedes están en libertad Amados Míos, para llevar la pura y primigenia Sustancia de Vida dentro del plano terrenal. Están en libertad Amados Míos, para utilizar la vida a voluntad, en el mundo de las experiencias físicas. Ustedes están en libertad Amados Míos, para llamar a cualquiera y a todos Nosotros, a su elección, para asistirles cuando los momentums de energía  de su propio mundo no  parezcan suficientes para hacerle frente a las condiciones  e irradiar la Luz necesaria para realizar su Plan Divino”

Durante el período llamado el “Jardín del Edén”  no había discordia; la vida en todas sus expresiones sólo se manifestaba de manera perfecta. El hombre trabajaba unicamente para perfeccionarse en el plano físico, para traer la perfección de los Ámbitos Celestiales a los niveles más bajos de vibración. Como no había inarmonía, no había karma, y si no había karma, no había necesidad de un Tribunal Kármico.

Fue solo después del evento denominado “la Caída del Hombre”  que las cosas cambiaron drásticamente, y el hombre acumuló karma a un ritmo rápido. ¿Qué dijeron los Grandes Seres acerca de la Ley que gobierna el karma? Citemos: “La gloriosa Energía Pura de Dios, cada electrón de la cual contiene la plenitud del Plan Divino, continúa fluyendo para uso del individuo bajo la dirección consciente de la Presencia “YO SOY”, y el individuo deberá rendir cuenta por cada electrón que se le haya prestado. La energía le pertenece al hombre para comandarla. La energía se convierte en poder a través del uso, ya sea de  esgrimir un martillo, o al usar el Todopoderoso Poder Divino para construir un momentum de Victoria, comandando la Luz Electrónica para manifestar un Decreto”.

LA LEY DE CAUSA Y EFECTO

Cuando se rompe la ley de Armonía, da como resultado el karma. El término “karma” siempre se utiliza en sentido negativo, denotando el retroceso por el uso de la energía de manera discordante. Si utilizamos la energía en manera constructiva, usamos el término “bien acumulado”.

La Ley del Karma es una de las Leyes Universales de Dios, Algunas veces se hace referencia a ésta como la Ley del  Círculo, la Ley de Retribución, o “lo que siembras cosechas”. Lo que ponen en sus pensamientos, sentimientos, palabras y acciones, va primero a través de su propio ser y mundo y luego sale a la persona lugar, condición o cosa a la cual está dirigida; pero en vista de que ustedes constituyen “el hogar” para esa vida y energía, después de haber alcanzado su destino, dicha energía comienza su viaje de retorno hacia ustedes, acumulando más de esa cualidad o vibración particular con que originalmente se cargó. Por tanto, ustedes reciben de vuelta a su mundo (y amplificado) lo que han enviado adelante, sea que fuera constructivo o destructivo.

Con cada pensamiento, sentimiento, palabra o acción, despierto o dormido, están creando ya sea karma de aflicción o una Corona de Luz.

La Ley del Karma no fue proyectada como una manera de castigo para los malvados, sino como una expresión de la precisión matemática de la Vida, que se debe sembrar la semilla de perfección en concisa exactitud matemática; que la cosecha será en proporción exacta a la siembra.

Generalmente la humanidad no entiende que, en calidad de expresión auto-consciente de la vida, la Ley Cósmica responsabiliza a cada cual  por cada partícula de esta preciosa Energía extraída del corazón de la Deidad.

Desde la “Caída del Hombre”, todo individuo ha creado en su vida terrena cierta cantidad de lo que vagamente se ha denominado karma destructivo. Este karma actúa en muchos lugares, determinado por el cuerpo que es el principal ofensor en este cado. Por ejemplo, al realizar actos de violencia (actos de asalto físico) el cuerpo físico libera una tremenda cantidad de energía mal calificada que, tarde o temprano, se adhiere al cuerpo físico. De igual forma, actos de discordia en el plano mental, tales como crímenes de crueldad menta, dan como resultado que el elemento mental se cargue con la acción vibratoria y sello de los individuos. En un futuro, estas presiones regresarán al cuerpo mental.

Los individuos que realizan actos de crueldad emocional cargan la sustancia del plano emocional con ciertas acciones vibratorias que se registran en el cuerpo emocional del individuo.

Cuando un individuo emite una vibración discordante, la distancia que esta cubre al retornar a su fuente depende de la intensidad con que se proyectó, tanto en su viaje de ida como de regreso. Esto obedece a la Ley del Círculo, y mientras está ausente del aura del individuo responsable de su proyección, atrae hacia si vibraciones  que corresponden a su propia rata vibratoria, de modo que al tiempo que completa el círculo y regresa a casa, es acompañada por un buen número de vibraciones de pensamiento y sentimiento de la misma calidad con que empezó.

EL KARMA POR OMISIÓN

Ahora bien, hay karma por comisión y karma por omisión. El karma por  comisión entraña el uso de energía de manera discordante, mientras que el karma por omisión entraña omitir algo que deberíamos estar haciendo. Por ejemplo, si un maestro ha dado cierta instrucción  que está registrada en algún libro y un lector pone esta información en sus propias palabras, pero por insuficiente estudio y preparación malinterpreta  la instrucción del Maestro, este es un ejemplo de karma por omisión. Cuando al Amado El Morya se le entregó la Dispensación del “Puente a la Libertad”, se le dio la siguiente advertencia: “Si los estudiantes no regresan la energía de las intrucciones a través del estudio y la Aplicación, estarás creando karma (por omisión) para ellos, y Tú, Tú mismo, tendrás que corregir dicho karma mediante la Aplicación o haciendo algún proyecto constructivo.” Fue sólo después de estar de acuerdo con esta disposición que el Tribunal Kármico otorgó la dispensación. También es la razón de que la Ley de la Vida se esté impartiendo muy poco por los gurús en Oriente.

He aquí otros ejemplos de karma por omisión dados por los Grandes Seres: Aquellos de ustedes que actualmente carecen de libertad financiera, un día tuvieron mucha riqueza para contribuir con el Plan de Dios, y ya sea la retuvieron o la utilizaron libremente para placeres personales. Otros que actualmente experimentan limitaciones de mente y cuerpo, tuvieron un día perfecta salud y oportunidad de servir a Dios, pero  utilizaron dichas mentes y cuerpos para fines banales”.

LA LEY DE LA REENCARNACIÓN

Para familiarizarnos con el ciclo de reencarnaciones, es bueno dividir este tema en los siguientes componentes mayores;

1.            El cambio de ropajes ( la muerte del cuerpo físico)
2.            Juicio y entrenamiento para la reencarnación
3.            Solicitud para reencarnar
4.            La nueva encarnación
Ahora los consideraremos en orden consecutivo.

EL CAMBIO DE ROPAJES

No existe la muerte. ¡Nunca ha existido! Todo es Vida, y su eterna expresión y manifestación. La susodicha  muerte es sólo una retirada del cordón de plata dador de vida de la Presencia “YO SOY”. Esto deja inactivo el cuerpo físico.

Aunque los órganos aún estén allí como antes, los ojos no ven, los oídos no oyen, la inteligencia se ha retirado. El verdadero ser es liberado de este hábitat y es libre para entrar a los Ámbitos Superiores, Ámbitos de Belleza, Armonía, Paz. El individuo nada más pasa este ámbito físico a una libertad mayor.

La susodicha muerte no es más que una oportunidad para descansar y para re-afinamiento de las facultades de la conciencia personal. Esto ocurre para liberar al individuo de la confusión y la discordia de la Tierra, lo suficiente para recibir un influjo de Luz y Fuerza, que capacitarán  a la actividad  externa de la mente para retomar de nuevo el trabajo de la experiencia física.
La identidad individualizada es eterna. Cuando la forma externa se ha vuelto demasiado discordante, la vida se auto-libera. La decrepitud y la muerte son causadas principalmente por el mal uso y el desperdicio de la energía sexual y el descontrol emocional.

Hay una sola cosa que siempre causa lo que el mundo llama muerte, y es la carencia de la suficiente Luz Líquida en los canales nerviosos. Este poder cohesivo mantiene juntos los átomos que componen el cuerpo de carne. La Luz Líquida le pertenece (y viene de) la Magna Presencia “YO SOY”. La vestidura externa es el recipiente dentro del cual esta Presencia vierte su Luz sólo para un propósito y uso constructivo. Cuando se interfiere continuamente con este propósito, la Luz es retirada, y el cuerpo de carne, que debería ser el Templo del Más Alto Dios Viviente, se desintegra.

La experiencia llamada muerte es un constante recordatorio de la desobediencia de la humanidad al Plan Divino Original, la forma Divina de Vida.

El cuerpo físico no es más que una vestidura, y el individuo solamente ha cambiado de vestiduras, como uno se cambia de abrigos en los cambios de estaciones. Estando en un cuerpo mas fino después de la transición, se está mucho mas vivo que antes.

En el momento en que el alma está a punto de dejar el cuerpo físico, el Mahá Chohán (el gran Ser que Representa el Espíritu Santo para la Tierra) se prepara para aceptar el aliento final. Es Él quién insufla el primer aliento dentro del cuerpo cuando el individuo nace. Al tiempo que acepta el aliento final, se corta el cordón de plata, y un Ángel o Maestro Ascendido espera al individuo, quién ahora opera en cuerpo etérico (“alma”), y lo acompaña a un lugar hermoso para “descansar”, que es el cielo ortodoxo de la creencia general de la humanidad.

El cuerpo físico no debería ser enterrado, sino cremado. A través del proceso  de purificación de la cremación, se transmuta algo de la discordia del cuerpo emocional, lo cual le permite al individuo ir a Ámbitos de Luz  más alto. Previo a la cremación, el cuerpo debe mantenerse sin embalsamar, en hielo o en un almacenaje frío por setenta y dos horas. Doquiera que sea legalmente posible, debe evitarse que se practique una autopsia.

En eras pasadas, al cuerpo se le colocaba en el Fuego Sagrado, y era transmutado instantáneamente. La substancia, habiendo completado su misión, era regresada a Lo Universal y esto se hacía en conformidad con la gran Ley de Eterealización.

INVOCACIÓN POR EL DIFUNTO

“OH, Magna Presencia “YO SOY”, Gran director Divino, Arcángel Miguel, Maestros Ascendido Jesús, Saint Germain, El Morya, y a la Hueste Angélica:

Invocamos la Llama Violeta y la Ley del Perdón para que asuma y transmute todos los Pensamientos-forma negativos, los conceptos humanos, opiniones, culpa, y entidades carnales, en y alrededor de (Nombre del Difunto). Lo pedimos en el nombre del Amor, Sabiduría y Poder de la Todopoderosa Presencia “YO SOY”, Creadora de todo lo que hay, para que sea llevado al Templo de Luz en los Niveles Internos, en donde en esta mayor Libertad se le enseñe el significado real de la Ley.

“Envolvemos a (Nombre del Difunto) en nuestro Amor y que sea envuelto(a) siempre en el Amor y Bendiciones de los Grandes Seres para cumplir el Plan Divino hasta que esté completamente libre.

JUICIO Y ENTRENAMIENTO PARA ENCARNAR

Después de la encarnación física, el difunto funciona en el cuerpo etérico, algunas veces llamada “alma”. Generalmente, se encuentra en un estado de mente confusa; durante un período de descanso y ajuste, se le da la oportunidad de encontrarse y comunicarse con amigos y miembros de la familia, que también, habitan “del otro lado”.

Después “el alma” es citada a comparecer ante el Tribunal Kármico. Aquí se le muestran al individuo las experiencias de la última encarnación. Él se hace consciente de las oportunidades perdidas y siente remordimiento por el uso discordante de la energía. Esta experiencia algunas veces incorrectamente se le denomina “purgatorio” o “infierno”.

Luego al individuo de le envía a ciertos ámbitos de vibración donde podrá prepararse mejor para otra vida terrena. Se le agrupa junto con cientos, o incluso miles, de otros en el mismo nivel de de desarrollo, para recibir cierto entrenamiento. Cuanto mayor está desarrollado en conciencia, tanta mayor atención se le dará. Se le da tanto de la Ley de la Vida como sea capaz de entender y aplicar. Mediante el uso del Fuego Violeta, se le pide que transmute algo del karma del pasado.

SOLICITUD DE ENCARNACIÓN

Después que la corriente de vida ha completado este período de entrenamiento y redención, nuevamente se le pide que comparezca ante el Tribunal Kármico. Se examina la cantidad total de karma, y se asigna  cierta cantidad de éste para la siguiente encarnación. Una gran cantidad de karma se mantiene en suspenso para ser transmutado en un futuro. De otro modo, las corrientes retornantes serían demasiadas para manejar. Así que podríamos decir que, “al individuo promedio se le mantiene en un estado de protección en donde la ignorancia es una dicha”.

Quienes son citados ante el Tribunal Kármico, se forman en grupos de tres. De esos, uno es escogido para la encarnación, los otros dos no. Este procedimiento se repite, y se escoge corrientes de vida adicionales para realizar un balance, de manera que la totalidad de los Siete Rayos encuentren igual expresión. Cada individuo expresa primero los atributos de uno de los Siete Rayos.

Entonces, ¿Qué pasa con un chela que está cerca de la Ascensión? Usualmente, se aplican los  mismos pasos, si bien hay algunas excepciones. Dicho chela está ansioso por reencarnar, así que no se queda mucho tiempo con sus familiares. También recibe más atención de parte del Tribunal Kármico. Este chela empieza inmediatamente a expiar en los Niveles Internos tanto karma como sea posible. Utiliza el Fuego Violeta de manera intensiva para transmutar el karma que está localizado en el ámbito astral, también llamado ámbito psíquico, en cual consiste en los ámbitos etérico, emocional y mental. La lección de esto es que cuanto mas capaces seamos de transmutar nuestro karma mientras estamos encarnados, tanto más fácil lo tendremos en el “otro lado”. ¡Utilicemos la oportunidad que tenemos a la mano!

Cuando el chela de un Maestro Ascendido solicita encarnar, algunas veces solicita transmutar una cantidad extraordinaria de karma. Más tarde, estando encarnado, no recuerda tal solicitud. Encarando problemas difíciles, algunas veces culpa al Tribunal Kármico por sus preocupaciones y ocasionalmente, desea haber sido uno de esos a quienes se les negó la encarnación. De allí  que no debemos juzgar a nadie. No podemos comparar a un individuo que tiene una vida feliz, serena, armoniosa, con un chela que tiene un camino difícil y escabroso, lleno de altibajos, ya que no sabemos cuanto karma se transmuta durante una encarnación particular.

Cuando está encarnado el chela, debe confiar mayormente en su propio esfuerzo para redimir su karma. La asistencia de parte de un Maestro estará disponible. Sin embargo, el Maestro no permitirá que se le use como poste al cual recostarse. El estudiante puede estar “en el sendero” pero esa no es razón suficiente para quitarle su karma.

NUEVA ENCARNACIÓN

La reencarnación es una VERDAD, y la única explicación lógica para las muchas injusticias aparentes que podemos ver a nuestro alrededor. Cuando se observa que gente buena y constructiva pasa por muchas situaciones difíciles, mientras otros, que parecen no estar viviendo de manera constructiva, parecen estar disfrutando todas las cosas buenas de la vida, pueden estar seguros de que no hay error, sino que cada quién está encontrando los efectos de causas previas puestas en algún lugar en el pasado, de las cuales no tienen memoria. Si son capaces de EQUILIBRAR esta deuda, deseando dentro de si de prestar un SERVICIO al prójimo, estarían auto-liberándose de la deuda, pero si son incapaces de hacerlo, la vida los juntará de nuevo en una asociación mas íntima, hasta que se realice.

A mucha gente se le pone junta con el único propósito de equilibrar estas “deudas” olvidadas del pasado. Doquiera que haya una atracción de amor  y armonía entre individuos, es seguro que han trabajado antes en una asociación armoniosa, y de esta manera son capaces de expandir esa tan necesitada cualidad dentro del mundo. Doquiera que haya un sentimiento de resistencia o de “estar en guardia” cuando conoces a un individuo, estos sentimientos pueden estar recordando asociaciones pasadas de naturaleza discordante y desagradable.

Dios es un Dios de Amor, un DIOS BUENO, y por eso nunca podrá enviar a la mitad de sus hijos de Su gozoso Amor, Belleza, Alegría, Suministro y toda cosa buena, mientras que la otra mitad, es golpeada o aquejada con enfermedades y condenada a las cosas más sórdidas de la vida. Ni siquiera los buenos padres humanos discriminan entre sus hijos de esa manera, y hay certeza de que Dios, quién es TODO AMOR, no distinguiría y condenaría a parte de Su creación a una vida de miseria.

Como un ejemplo, digamos que hay dos hijos nacidos al parecer bajo iguales circunstancias. Uno se convierte en un ciudadano sobresaliente en su comunidad, mientras que el otro se sumerge en una vida de crimen. Cada cual tenía la misma oportunidad, pero uno escogió seguir los “soplos” Divinos, que recibió vida tras vida viviendo de acuerdo a lo que mejor había formado en su carácter.  El otro escogió ignorar la dirección divina de su corazón, y se volvió a una vida diametralmente opuesta a Dios. Mucha energía ha sido calificada por esos individuos en esa vida, mucho bien y mucho mal. Entonces, en una vida posterior, esos dos individuos encarnan bajo las circunstancias QUE ELLOS HAN CREADO, posiblemente una en una familia culta de gran opulencia, el otro en los tal llamado arrabales (barrios bajos). La mente externa podrá preguntarse ¿porque?, pero la Ley de la Vida no comete errores. Ésta se basa en la justicia para todos, de acuerdo a las causas que cada quien ha puesto en su mundo. El hombre debe aprender que solo el BIEN viene de Dios. TODA ANGUSTIA, es de creación propia del hombre, porque la VOLUNTAD DE DIOS, es que NINGUNO de sus hijos sufra; pero cuando lo hacen, es como resultado de su propia mala utilización de la Energía de Vida que Dios les presta.

Esta acumulación de angustia en el mundo de cada cual se viene dando durante millones de años, y sin los medios para mitigar esas causas destructivas que se han establecido, la cosecha puede ser realmente insoportable. Afortunados son todos aquellos que encuentran y utilizas la HERRAMIENTA DIVINA con que ahora se les ha provisto. La Llama Violeta Transmutadota es una HERRAMIENTA DIVINA, Misericordiosa que PUEDE CAMBIAR, Y CAMBIARÁ,  TODO EN TU MUNDO ¡cuando se le utiliza lo suficiente, pero DEBE SER INVOCADA A LA ACCIÓN! ¡No se manifestará por cuenta propia!. Hasta que toda angustia y limitación sean eliminadas de sus mundos, no cejen ni por un instante en su Aplicación dinámica y entusiasta de esta Actividad de Fuego Sagrado ¡la cual eventualmente los liberará!.

EL TRIBUNAL KÁRMICO

El Tribunal Kármico se reúne todos los años a finales de Junio y de Diciembre, y así lo ha hecho durante mucho tiempo. En esas ocasiones, se le da cortés audición a las peticiones que puedan beneficiar el desarrollo espiritual de la raza humana. Las peticiones podrán ser presentadas tanto por Maestros Ascendidos, como por estudiantes. Todo estudiante que desee presentar una petición deberá escribirla con pluma y papel, esto crea un registro etérico, en el transcurso de un período  del 16 al 20 de Junio y del 16 al 20 de Diciembre, y proyectarlas en conciencia al Custodio de los Pergaminos, en el Retiro del Royal Teton. Allí se les coloca en un gigantesco tablero. Luego, son discutidas y quizás entremezcladas con otras peticiones de Maestros y estudiantes, haciéndose las proclamaciones respectivas el 4 de Julio y el 4 de Enero. ¿A que peticiones e les da preferencia? Pues, a las que son respaldadas por la mayor cantidad de energía. Los estudiantes deben estar preparados para ofrecer una Aplicación adicional de energía, como decretar, durante el período que se avecina. Detalles adicionales sobre el teme de “peticiones” podrán encontrarse en los “Diarios del Puente a la Libertad”. La Ley Cósmica no puede ser sobreseída, salvo en circunstancias excepcionales, y aún entonces deber ser por una buena razón.

El propio Tribunal Kármico está sujeto a la Ley. Éste no tiene la prerrogativa de permitirle encarnar solo a chelas. Las masas también deben encarnar en pos de un desarrollo espiritual y maestría. Así que podemos decir que los miembros del Tribunal Kármico no son seres que están a la espera de asignar castigos. Su servicio a Dios consiste en encontrar los medios y maneras para que cada alma se le pueda dar la mayor oportunidad posible de progreso espiritual, para equilibrar sus deudas con la Vida, controlar la energía y completar la meta de toda vida, la Ascensión. El tremendo miedo y temor que el mundo ortodoxo ha sembrado en la humanidad concerniente al Día del Juicio, es realmente desafortunado e injustificado. Primeramente, está fundamentado  sobre el hecho de que muy pocos individuos cumplen con sus promesas a la Luz y, por consiguiente, constituyen su propio juicio. El Tribunal Kármico es un grupo misericordioso de inteligencias útiles, no un látigo para castigar la desconcertada corriente de vida.

Los miembros del tribunal Kármico son: Lady Portia, Diosa de la Justicia, vocera del Tribunal, la Diosa de la Libertad, Lady Nada, Diosa del Amor, La Señora Pallas Atenea, Diosa de la Verdad, el Elohim Vista, la Madre Kwan Yin, Diosa de la Misericordia, y el Gran Director Divino Saithrhu, Manú de la Séptima Raza Raíz.

Para recapitular, el hombre debe aprender quien es; debe reconocer que Él es su creador, y como tal, debe convertirse en maestro de todo lo que crea. Como un creador, debe controlar conscientemente, sus pensamientos, sentimientos, palabras y acciones diariamente. La Ley Cósmica es un maestro severo, y no se auto-aplica. Toda creación es un esfuerzo auto-conciente, y si el individuo a quién se le ha dado este gran regalo de vida, rehusa asumir la responsabilidad de cumplir con su obligación, sus experiencias lo golpearán con miseria hasta que lo haga. El progreso espiritual de cada individuo es determinado estrictamente por su propio mérito.

LA LEY DE CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA

De acuerdo a la Ley de Conservación de Energía, toda la Sustancia Primigenia (Energía Divina) debe ser utilizada sabiamente. Por tanto, los estudiantes deben controlar  su verbo. La charla fútil y el chisme son una pérdida de la Energía de Dios. Hay un proverbio alemán que se pronuncia al respecto, al decir “Antes de hablar evalúa si lo que vas a decir es realmente necesario, útil y verdadero”.

Otro ejemplo de esta Ley se aplica a las Dispensaciones. Las Dispensaciones son una concesión especial del Tribunal Kármico, de una Reserva de Energía Divina que se otorga a un Maestro  en particular, permitiéndole dar Enseñanzas adicionales de la Gran Hermandad Blanca, a través de un mensajero especialmente  entrenado. Estas Reservas de Energía, en promedio, se dan una vez cada siglo. Si la energía de tal Dispensación no es balanceada as través del Servicio impersonal, (Decretos, visualizaciones, cantos), entonces los Maestros tienen que retirar Su apoyo y radiación. Igualmente los Dictados de los Grandes Seres necesitan  ser distribuidos tanto como sea posible, de manera que la preciosa Energía de Dios pueda ser devuelta a través de la Aplicación diaria  por parte del cuerpo estudiantil.

GRAN TRIBUNAL KÁRMICO
Gran Tribunal Kármico, ¡Te damos gracias
por tu presencia allá arriba!
La gloria de Tu belleza, ¡Tu lealtad al deber
nos inspira amar! ¡Nos inspira a amar!
Nos inspira, ¡Nos inspira a amar!
Gran Tribunal Kármico, amamos nuestra Tierra,
¡Y todo lo que en ella hay!
¡Oh! Ayúdanos a quitar su cansancio y tensión
¡Reemplázalo con luces de felicidad!
¡Expande el Amanecer Cósmico!
¡Expande el Amanecer Cósmico!
¡Expande! ¡Expande el Amanecer Cósmico!
Gran Tribunal Kármico ¡Ayúdanos a ser todo!
en lo que te has convertido!
¡Tu majestad y poder también!
¡Victoriosos en todo lo que hacemos!
¡Que podamos traer la Tierra a Casa!
¡Que podamos traer la Tierra a Casa!
Que podamos, ¡Que podamos traer la Tierra a Casa!
Gran Tribunal Kármico ¿A Ti llamamos!
¡En el nombre de la Humanidad!
¡Todas las bendiciones del Sol Central!
Por todo el bien que haz  hecho
¡No encontramos amor más grande!
¡No encontramos amor más grande!
¡No encontramos amor más grande!
¡Gran Sol Central! ¡Ahora comandamos!
¡Tus regalos y bendiciones también!
Para inundar nuestro Tribunal Kármico tan querido
expande esas bendiciones año tras año,
¡Hasta que todo regrese a ti!
¡Hasta que todo regrese a ti!
¡Hasta que todo regrese a ti!
Hasta que todo, Hasta que todo regrese a ti.

"Metafisica: 21 Lecciones Esenciales" Vol.1, pag.39, por Werner Schroeder, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

LA LEY CÓSMICA
por D.T. Marches

La limitación que sea en la experiencia del hombre, como un todo, o la ausencia de alguna cualidad esencial conducente a la salud y felicidad de la raza, son las causas de muchas de las perturbaciones mentales y corporales prevalecientes en el mundo hoy en día. La preocupación, la angustia y la aflicción, acopladas con un sentimiento de desesperanza ante circunstancias existentes, depredan la mente del individuo y son seguidas de un efecto depresivo en los átomos del cuerpo, manifestándose como enfermedad y zozobra.

A fin de controlar inteligentemente las circunstancias de la vida, es esencial que el hombre cuente con una comprensión de las leyes bajo las cuales vive, y cómo puede ceñirse a esas Leyes a fin de experimentar paz duradera, abundancia y salud tanto de mente como de cuerpo.

Las vidas de las personas que viven en este planeta están atadas por leyes materiales, las cuales gobiernan casi todos los departamentos de la vida, erigidos con miras a proteger el mejor interés del individuo en cuanto a vida y propiedad, así como para contrarrestar y reducir el egoísmo y el descuido de algunos miembros de la sociedad, quienes —de no refrenados— convertirían el diario vivir en una verdadera zozobra. Si bien el ciudadano inteligente esfuerza en familiarizarse con las leyes de su comunidad, provincia y país, raramente se detiene a pensar que hay grandes Leyes Universales bajo las cuales también es responsable, y las cuales gobiernan su cuerpo, su crecimiento espiritual, su felicidad personal y su evolución.

El universo, del cual nuestro planeta es apenas una pequeña unidad, está gobernado en su totalidad por una gran ley general —denominada la Ley Cósmica. Esta Ley está dividida en muchas unidades subsidiarias, las que de mejor manera protegen la condición evolucionaria específica de las múltiples expresiones de la creación. Hay aspectos tanto espirituales cuanto naturales de esta gran Ley, y toda cosa creada —desde el átomo más diminuto hasta la Deidad misma, existe bajo alguna fase de su gobierno.

COMPLEJA

Al ser una creación compleja, el hombre cae bajo estos dos últimos aspectos de la Ley Cósmica. Su cuerpo, compuesto de los elementos que conforman nuestro planeta, entra bajo la Ley Natural; y su alma o espíritu, que es esa parte del hombre "hecha imagen y semejanza de Dios" entra bajo la Ley Espiritual. La mente, que es el asiento de la razón y de la inteligencia, así como también la expresión externa representante del alma o espíritu interno, entra, por supuesto, bajo el último aspecto.

Por tanto, es la personalidad del individuo quien se le hace responsable de cualquier transgresión a la Ley Espiritual; y es la personalidad, a través de todos los departamentos de la Vida —incluyendo salud, finanzas, posición, etc.— la que sufre las reacciones por hasta las más leves infracciones de esta Ley. La rama de la Ley Espiritual que gobierna a toda la vida que evoluciona en este planeta -incluyendo la del hombre— es denominada la LEY DE CAUSA Y EFECTO, y es mayormente por ignorancia, más que por transgresiones voluntarias a esta Ley, que la humanidad cosecha los efectos desagradables que resultan de las causas imperfectas. Todo el sufrimiento en el mundo -incluyendo la guerra y hasta la muerte- son efectos establecidos por causas incorrectas en las vidas de los hombres.

TESTIGO INMATERIAL

Las leyes materiales son transgredidas a diario -ya sea voluntaria o involuntariamente - sin que los transgresores sean aprehendidos, debido a la falta de testigos materiales que tengan autoridad para hacer respetar la Ley. Las leyes naturales que gobiernan la salud de cuerpo y cerebro son igualmente infringidas a diario, pero en vista de que el cuerpo es sufrido y paciente, la causa de la transgresión de la Ley no es siempre perceptible, cuando aparecen la enfermedad y la incomodidad. Sin embargo, es este "agente invisible" aparente de las leyes espirituales lo que anima al transgresor en la creencia errónea de que "donde no hay ojo que atestigüe al hecho, la falta no se registra." ¡Nunca antes ha cometido el hombre un error tan garrafal!

Dentro del alma de cada ser humano hay un "grabador" incansable, infatigable y que no duerme (la conciencia) que mantiene la cuenta de todo pensamiento y sentimiento pasajero que emana de los centros creativos. Es tan mecánicamente preciso como los aparatos modernos que registran ondas energéticas en cinta y alambre para referencia futura, salvo que más preciso porque se trata de una ley celestial. De acuerdo a la calidad de la energía generada, se establecen CAUSAS invisibles (pero potentes) en la vida el individuo, ya sea al lado derecho o al izquierdo del "Libro de la Vida". Si los pensamientos y sentimientos son armoniosos y constructivos, tendiendo a ayudar a individuos o a promover el bien, entonces al ego que evoluciona se le acredita mucho mérito. Ese bien no está inactivo, sino que es una CAUSA viviente (semilla espiritual) en el mundo de la persona, quien cosechará los beneficios de dicha causa en un efecto placentero que a veces parece inesperadamente en su mundo —el mundo ha denominado a éstos "caídos del cielo", "la sonrisa de la fortuna", etc. Pero no obstante, son el resultado directo de una ley exacta.

Sin embargo, si algún pensamiento o vibración emocional saliera de un individuo que es siquiera minúsculamente manchada con discordia, ira, odio, resentimiento o cualquier otra cualidad humana que habría de herir o perjudicar a alguna parte de la vida, esa actividad establece una CAUSA en el mundo del individuo, la cual, tarde o temprano, se auto-expresará con un EFECTO desagradable en la vida de su creador.

"Diario de el Puente a la Libertad - Hilarión", Apéndice II, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.